[Hist_Divert] ] Científicos canadienses logran, por casualidad, mejorar la capacidad de memoria de un paciente

 

Científicos canadienses logran, por casualidad, mejorar la capacidad de memoria de un paciente

Este descubrimiento podría ser clave para curar el Alzheimer

El objetivo era reducir el apetito de un paciente que pesaba 190 kilos. Los métodos habituales para luchar contra su creciente obesidad habían fracasado, por lo que se decidió, como última opción, realizar una incursión en su cerebro. Entonces se produjo lo inesperado: el paciente había logrado mejorar su capacidad de memoria.

Éste es el relato de un descubrimiento realizado por un equipo de científicos del Toronto Western Hospital, en Ontario (Canadá), que ha sido publicado en la revista “Annals of Neurology”. Estos expertos, liderados por el neurocirujano de origen español Andrés Lozano, estudian ahora si su hallazgo puede servir para curar el Alzheimer.

La operación consistía en colocarle un estimulador en el hipotálamo (una glándula del cerebro que libera varias hormonas) para reducir su apetito. Mientras le operaban, el paciente, que estaba despierto, comenzó a contar a los médicos que se le estaban agolpando recuerdos de hacía 30 años. Los especialistas le dejaron el estimulador y le hicieron una serie de pruebas. Después de tres semanas de estimulación en el hipotálamo, determinaron que su memoria y capacidad de aprendizaje habían aumentado de forma considerable.

Lo curioso del caso es que el hipotálamo no está directamente vinculado con el proceso de la memoria. Según señalan los médicos en su informe, los contactos que produjeron un mayor aumento de la memoria ocurrieron en una estructura cerebral llamada forniz que transmite las señales al sistema límbico, vinculado particularmente a las emociones.

Este descubrimiento podría abrir la puerta a la curación del Alzheimer. De hecho, el equipo canadiense ya está aplicando el método de estimulación en pruebas clínicas a seis pacientes de Alzheimer en la primera etapa y, a tres de ellos, ya se les han implantado electrodos. Estos están conectados con un cable por debajo del cráneo que llega a una batería instalada bajo la piel. Este “marcapasos cerebral” suministra un estímulo eléctrico de bajo nivel pero constante que no puede ser percibido por el paciente.

 
Aporte de MARIA DEL CARMEN
BUENOS AIRES
ARGENTINA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: